Causas de las crisis económicas del 2020

Algunos economistas dicen que tenía que ocurrir una crisis económica mundial desde hace mucho tiempo, puesto que, el sistema económico actual es más frágil que en las décadas anteriores.

Sin embargo, nadie se espero que una pandemia fuese una de las causas de las crisis económicas del 2020. Esta crisis arropa a todos los países del mundo, ya que la economía está interconectada. 

En este articulo te mostraremos un poco más sobre la crisis económica del 2020.

¿Qué es una crisis económica?

Una crisis económica es una fase particular de un ciclo económico que se puede describir por tener resultados negativos, como por ejemplo: la recesión y depresión económica, lo que significa que el flujo de dinero o liquidez empieza a decaer y escasear.

Las crisis económicas son sucesos repetitivos en las sociedades modernas, especialmente en países que tiene industrias y empresas con bases débiles, y que depende económicamente del mercado internacional.

Sin embargo, vivimos en un mundo tan interrelacionado que la económica global frecuentemente padece de cambios y fluctuaciones debido a eventos repentinos e imprevistos que hacen inestable el sistema económico mundial.

Las crisis económicas pueden producirse en distintas escalas, y generalmente las consecuencias repercuten tanto en daños sociales, patrimoniales y políticos.

Las características principales de las crisis económicas se presentan en primera instancia en el desarrollo de los sistemas económicos durante un periodo de tiempo extendido, generando efectos negativos sobre el bienestar integral de la población, además del ámbito social y político.

Adicionalmente, se refleja en los mercados una inestabilidad, esto complica conocer el rumbo a seguir y en consecuencia la toma de decisiones riesgosas que pueden o no empeorar la crisis, de la misma manera la prolongación de la inestabilidad de un espacio o región especifica a todo el sistema o por los menos a regiones cercanas.

Causas de las crisis económicas del 2020

La crisis económica mundial se ve afectada principalmente por el coronavirus, algunas de las causas guardan estrecha relación con el Covid-19 y otras no tanto.

Antes de todo, vemos una interrupción simultánea en la oferta y la demanda. Para prevenir el contagio del virus tanto trabajadores como consumidores deben quedarse en casa, lo que genera una reacción en cadena en toda la economía.

Lamentable, las medida preventivas del coronavirus, como la de quedarse en casa, no tiene una fecha de caducidad, por lo que las actividades globales se ven limitadas y reducidas, y por supuesto, esta situación pone en peligro la estabilidad de muchísimas empresas y negocios, así como trabajadores autónomos.

Por esta razón, los mercados a nivel mundial han comenzado a decaer, empujando a algunos a una naciente crisis crediticia, especialmente los sectores del mercado como el turismo, hotelería, aerolíneas, pequeñas empresas, entre otras.

Para unas empresas, esta situación es más grave que para otras, por ejemplo las empresas que decidieron invertir en la recompra de sus acciones en vez de invertir el dinero en mejoras.

Cabe destacar, que estos fenómenos son anteriores al virus, era imposible prever una pandemia, sin embargo, las empresas y negocios podían prepararse para la crisis mundial que se veía venir desde hace mucho tiempo.

La crisis a causa del coronavirus ha traído consecuencias devastadoras a la economía, generando un shock en la oferta y la demanda y, al mismo tiempo, los ajustes de precios en mercados financieros particulares.

Basándonos en lo mencionado anteriormente, podemos concluir que la economía jamás será a misma. Las principales industrias que sostiene la economía han comenzado a tomar decisiones importantes para proteger, dentro de lo que cabe, la poca estabilidad económica que les queda.

Una de las regiones del mundo más afectadas por la crisis económica es Latinoamérica.

Los países están tomando medidas oportunas para resguardar a la población de virus, y al mismo tiempo tomando precauciones económicas para responder adecuadamente a esta situación, sin embargo, las consecuencias económicas pueden ser graves, como el aumento de la pobreza y la desigualdad social.

Los países necesitan tomar medidas inteligentes para proteger adecuadamente a sus habitantes.

En esta crisis económica lo más importante son las personas, esperamos que cuando todo esto pase, las personas hayan aprendido a ser solidarios y cooperante en pro de un bien común.