Agricultores de Alicante exigen soluciones frente a la sequía

Recientemente se ha llevado a cabo una manifestación por parte de miles de agricultores de Alicante que exigen al gobierno el suministro de agua para sus cultivos y la toma de medidas frente a la sequía.

La marcha ha sido desde la en la sede de la confederación del Segura en Murcia hasta la delegación del gobierno y ha tenido una duración de 3 horas, la convocatoria fue realizada por los mismos agricultores, así como empresarios y políticos. La semana próxima planean hacer una segunda protesta en Torrevieja y para enero del próximo 2018 una tercera en Madrid.

Los agricultores han solicitado la apertura de más pozos de sequía y que durante el próximo año 2018 no haya tasazo del Tajo-Segura, pues luego del cierre en mayo, no pueden regar sus cultivos, ya que dependen exclusivamente de las precipitaciones que están ausentes desde hace 3 años.

En suma, la decisión del Ministerio de Agricultura de duplicar la producción de agua desalinizada en Torrevieja, solo logrará el aumento del coste del agua con respecto al caudal del Tajo, así que se convierte en una práctica insostenible, además de que hay un metal presente en el agua que resulta dañino para los cítricos y la almendra.

Hay mucho en juego

Como si fuera poco, están en juego 100 mil empleos con 200.000 hectáreas y una facturación de 1000 millones de euros. Los agricultores explican que si continúa la sequía y la carencia de políticas administrativas, se puede generar en dos años la pérdida del sector agroalimentario de la provincia, el cual forma parte importante de la economía nacional.

No pueden trabajar con una tarifa de 100 euros por hora de riego, así que resulta imposible trabajar. Entre otras cosas, productos como el trigo, la avena y la cebada han desparecido de zonas que eran históricamente productoras, la producción del melocotón de secano y el brócoli que es un producto de exportación también se ha visto fuertemente afectado. Todo se suma a la desertificación de la provincia que se ha generado en los últimos 10 años y ha causado la pérdida de un 40% del suelo fértil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *